Nutrición del niño de 2 a 5 años

22-05-2019
Nutrición del niño de 2 a 5 años

Lo que necesitas saber


Los niños de 2 a 5 años de edad, pueden ser también considerados “preescolares”, tienen necesidades nutricionales específicas debido a que se encuentran en una etapa de rápido crecimiento y gran actividad[1]. En la siguiente tabla puedes encontrar el consumo recomendado de los principales tipos de alimentos para los niños de 2 a 5 años[2], de acuerdo con la USDA de Estados Unidos. Veamos alguna recomendación:


Consumo diario

2 años
3 años
4 a 5 años
Frutas (ej. banano, manzana, naranja)
1 taza
1-1½ tazas
1-1½ tazas
Verduras (ej. tomate, brócoli, zanahoria)
1 taza
1½ tazas
1½-2 tazas
Granos (ej. arroz, trigo, maíz)
3 onzas
4-5 onzas
4-5 onzas
Proteínas (ej. carne, huevo, pescado)
2 onzas
3-4 onzas
3-5 onzas
Lácteos (ej. leche, queso, yogur) 
2 tazas
2½ tazas
2½ tazas


Las cantidades recomendadas son aproximadas, el niño puede requerir más o menos del promedio según su velocidad de crecimiento o actividad física.

*Utilice esta información a manera de guía . Los niños deben estar sentados al momento de comer. Algunos alimentos pueden causar asfixia fácilmente. Alimentos como las uvas y la zanahoria  cruda u otros alimentos deben cortarse en trozos del tamaño de una moneda pequeña. Manténgase atenta cuando le dé al niño de 3-5 años alimentos como palomitas de maíz, nueces, semillas u otros alimentos duros.

Adaptado de USDA Choosemyplate.gov (29 Abril, 2019) [2]

Recomendaciones especiales


  • Bríndale al niño alimentos ricos en nutrientes, como frutas y verduras, en lugar de alimentos ricos en energía, como helados, frituras, galletas o bebidas endulzadas[3].
  • Limita el consumo de alimentos salados[1]
  • Procura que tu hijo tome agua simple (o natural) o leche en lugar de bebidas azucaradas como gaseosas o jugos de frutas[1,2]
  • Limita el consumo de alimentos como hamburguesas, pizza, galletas o tortas a ocasiones especiales[2]


Algunos nutrientes claves en esta etapa de la vida son:[4] 


Proteínas

Son necesarias para el crecimiento y la formación de tejidos. Se encuentran principalmente en las carnes, los lácteos y huevos.


Grasas

Son importantes para la producción de hormonas y el transporte de vitaminas. Las grasas deben provenir de fuentes saludables, como el pescado, las carnes magras, el aguacate o el aceite vegetal (ej. oliva, girasol).


Carbohidratos

Son la principal fuente de energía del organismo. Se encuentran en los cereales (ej. arroz, trigo, maíz) y los tubérculos (ej. papa), frutas y verduras.


Hierro

Es necesario para prevenir la anemia por deficiencia de hierro y ayudar al desarrollo cerebral durante los primeros años de vida. Se encuentra principalmente en las carnes rojas.


Zinc

Es importante para el desarrollo de los tejidos y del sistema inmune. Se encuentra principalmente en las carnes.


Vitamina D

Es necesaria para la formación de huesos sanos en conjunto del calcio y fósforo. Se encuentra principalmente en los lácteos, el pescado y la yema del huevo así como productos fortificados. El cuerpo también puede formarla tras la exposición al sol.


Calcio

Es importante para la formación de los huesos en conjunto con la vitamina D y fósforo. Se encuentra principalmente en los lácteos.



Referencias

  1. British Nutrition Foundation. Nutrition through life. Preschool children. Disponible en: https://www.nutrition.org.uk/nutritionscience/life/880-preschoolchildren.html.  Consultado el 18 de febrero de 2019.
  2. United States Department of Agriculture. Healthy eating for for preschoolers. Disponible en: https://wicworks.fns.usda.gov/sites/default/files/media/document/FNS-451%20Healthy%20Eating%20for%20Preschooler_Dec2016_508.pdf. Consultado el 18 de febrero de 2019.
  3. Gidding SS, Dennison BA, Birch LL, et al. Dietary recommendations for children and adolescents: a guide for practitioners. Pediatrics. 2006;117(2):544-59.
  4. ABC del bebé. Macronutrientes y micronutrientes claves en el crecimiento de tu hijo. Disponible en: https://www.abcdelbebe.com/nino/preescolar/macronutrientes-y-micronutrientes-claves-en-el-crecimiento-de-tu-hijo-16178. Consultado el 18 de febrero de 2019.